Cúpula de la Opera Garnier de Paris (1964)

La cúpula de la Opera Garnier de Paris es un homenaje a los grandes maestros de la música. Su autor es el artista Marc Chagall (1887-1985), reconocido pintor de la época moderna fuertemente identificado con el folklore ruso y la cultura judía; era también amante de la poesía y el buen humor. Sin embargo, Chagall fue sobre todo un sobresaliente colorista y es precisamente su uso del color en la cúpula de la ópera la que nos da la clave para descubrir este fascinante trabajo.

En las siguientes imágenes puedes apreciar el contraste entre la antigua cúpula (reproducción) y la actual de Chagall. El sentido del moviendo de las figuras está presente en ambas, pero el trabajo de Chagall resalta por sus colores vibrantes.

Cuando el ministro de cultura francés, André Malraux, oficialmente comisionó la obra a Chagall en 1962 el artista se sintió (en sus propias palabras) ‘mortificado y conmovido’* ante la magnitud del proyecto. Hubo quienes criticaron la elección de Malraux acusándolo de escoger a un artista moderno y extranjero, a pesar de que Chagall (nacido en Rusia) tenía nacionalidad francesa. El tiempo le ha hecho justicia a Chagall, la cúpula se considera ahora una joya del Palacio Garnier.

La cúpula está pintada al óleo sobre tela y colocada en una gran estructura desmontable. En la siguiente imagen podemos ver a Chagall trabajando en la sección dedicada a El Lago de los Cisnes y Giselle; al mismo tiempo podemos apreciar la enorme escala de esta obra.

chagall-traillant

Chagall utiliza colores para crear diferentes secciones. El centro de la cúpula está dedicado a cuatro óperas: La Traviata (amarillo), Carmen (rojo), Orfeo y Eurídice (verde) y Fidelio (azul). Jugando con los colores, Chagall contrasta los tonos usados en el centro con los del exterior: el verde de la esquina superior derecha lo encuentras en la zona de Gluck (parte inferior izquierda) y así sucesivamente.

chagall-plafond-centre

En la siguiente imagen vemos como Chagall agrupa ballets y óperas de compositores famosos en secciones de diferentes colores. Por ejemplo, el area amarilla está dedicada al ballet clásico (Lago de los Cisnes y Giselle). El rojo contiene folklore ruso y ballet; así como el verde reúne al romanticismo francés con Wagner.

chagall-plafond-signs

Finalmente, la gran zona azul de la cúpula está dedicada a las obras preferidas de Chagall: La Flauta Mágica y Boris Godunov. La gracia y la simplicidad en las líneas de las figuras principales es sobresaliente.

chagall-ceiling-blue

La cúpula de Chagall es una explosión de color que ofrece al espectador una encantadora y poética narrativa de las obras musicales más famosas del mundo.

 

*Fuente: ‘Marc Chagall on Art and Culture: Including Chagall’s Art by A. Efros and Ya. Rugenhold’ (Moscow 1918) p. 151

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s